Los extraterrestres son muy susceptibles

Marcianito displicente

Un estudio elaborado por varios ufólogos demuestra que el descenso de avistamientos y contactos con los extraterrestres es consecuencia de nuestras escasas habilidades sociales a nivel cósmico. “No se puede tratar a los alienígenas al trancazo”, ha declarado uno de los ufólogos, que reclama que se imparta en los colegios una asignatura de urbanidad interplanetaria que sirva para que todos conozcamos cómo debe tratarse a los visitantes de otros planetas. Así los extraterrestres dejarían de vernos como zafios patanes.
“Es que somos unos esaborios. Viene alguien de la galaxia de Andrómeda, que está en el quinto coño, y no les sacamos ni un vaso de agua”. Comenta con fuerte acento gaditano Saturnino Quintanilla, el ufólogo que dirige el estudio.

Ahora prefieren abducir

Para un extraterrestre, sea del sexo que sea, es mucho más cómodo abducir, porque así controla perfectamente la situación y los exabruptos e impertinencias del terrícola no trascienden. Todo queda en la intimidad de la astronave. Los abducidos tienen una oportunidad de aprender algo de modales y comportamiento social, de manera que son los más indicados para enseñar a los demás cómo hay que conducirse en presencia de alienígenas. “Estamos muy limitados porque sólo estamos acostumbrados a relacionarnos con formas de vida basadas en el carbono y quedamos como provincianos” dice Pedro del Lobo, el responsable del área extragaláctica. “Y no hablemos de la forma de vestir”. Según este investigador, la aparición de la virgen de Fátima, que manifestó a los pastores que estaba muy preocupada por la moda en el vestir, es en realidad un mensaje alienígena malinterpretado. “Es un ejemplo del despiste que llevamos: visita la Tierra un estilista interplanetario para asesorarnos en cuestión de imagen y lo tomamos por la Virgen y sólo se nos ocurre postrarnos de hinojos ante él y llevarle a toda clase de tullidos para que los cure…No tenemos remedio”.

Los paletos del cosmos

Según los autores del estudio, así es como se nos denomina entre las civilizaciones interplanetarias. Las emisiones de televisión, que como es sabido viajan muy lejos en el espacio, tienen parte de la culpa. Esta mala imagen cósmica es la consecuencia de que entre las inteligencias alienígenas ya no haya, ni de lejos, el mismo interés por la tierra que había en la década de los setenta, un periodo en el que no había labriego que no avistase dos o tres OVNIs al año. “Aprendamos modales. Si queremos que los OVNIS vuelvan a dinamizar nuestras zonas rurales, todos tenemos que cambiar” concluyen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: