Lugares comunes 1: El esoterismo contra la ciencia

La ciencia “oficial” es perversa y corta de miras porque:

-Está al servicio del sistema, que es el que paga a los investigadores y sus instalaciones, etc.. La información importante es para los gobiernos y las multinacionales. Éstos exigen a los científicos que oculten o desacrediten aquello que consideran peligroso para sus intereses.

Efectivamente, la información es poder y, a veces es difícil mantener la independencia, pero muchas instituciones científicas la mantienen a duras penas y dicen la verdad aunque duela. El problema es que muchas veces no consiguen acceder a los medios. Resulta más fácil ver por la tele a personajes como Iker Jiménez o JJ Benítez que a un historiador o un arqueólogo. Por otra parte si son codiciadas por el poder es porque saben cosas ciertas acerca de la naturaleza. Las pseudociencias no son codiciadas por el poder, al menos actualmente, porque no sirven para nada. A pesar de esta evidencia muchos astrólogos sostienen que importantes empresarios y políticos les consultan. Si fuera así cabría pensar que tal vez la información astrológica esté manipulada. Quién sabe… quizá cuando tu horóscopo te dice que es un buen momento para embarcarte en una gran inversión tal vez se trate de una campaña orquestada por las inmobiliarias, que tratan de animar el mercado.

-Es corporativista. Los científicos no soportan que alguien sin un título universitario haga un descubrimiento importante. Sienten que se cuestiona su autoridad.

Su autoridad no se basa en una titulación ni en creencias sostenidas por un dogma. Pueden demostrar aquello en lo que creen y cualquiera que consiga demostrar su descubrimiento despertará el interés de la comunidad científica. Los pseudocientíficos no lo consiguen simplemente porque no son capaces de someterse a pruebas contrastables. Por otra parte, las seudociencias también tienen su mercado de titulaciones y cursillos y tratan de evitar el intrusismo…Yo, sin ir más lejos, me considero discriminado porque nadie ha hecho el más mínimo caso a mis revolucionarias aportaciones a la acupuntura ni a mi intento de revitalizar los olvidados biorritmos, a pesar de que con ellos se podría solucionar desde el cáncer hasta el cambio climático.

PERMANEZCAN ATENTOS…En preparación más lugares comunes:

Lo natural no puede hacer daño

La Historia relata el progreso de Humanidad

La gente es cada vez más materialista

Nuestro idioma está en peligro: se está llenando de extranjerismos

El buen salvaje (o la civilización nos pervierte)

Sin Dios, la vida pierde su sentido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: