Sensibilidad, sensiblería y pimentón

Un día tengo que hablar del maravilloso mundo del pimentón, y del mucho arte que adorna sus latas.

Mientras llega ese día, os contaré lo que descubrí yendo a comprar cilantro en grano a una tienda de especias. Resulta que la marca de pimentón local de Mallorca (con el que se hacen la mayoría de sobrasadas caseras) ha sufrido un extraño cambio de imágen.

El logo de toda la vida del Pimentón Crespí

Ahora ha sido sustituida en todos los productos por esta:

Ya no es un cerdo huyendo de sus matarifes. Han desaparecido los cuchillos y como resultado no se sabe muy bien qué hacen los dos personajes, si saludan al animal o lo felicitan por lo bien que salta. Preguntados los que atienden el negocio me cuentan que lo han cambiado debido a las protestas de los alemanes. “Se ve que en Alemania los matan a besos”-me comenta la señora-. Estos centroeuropeos tan sensibles son los mismos que se quejan de que las carnicerías en España son demasiado “explícitas”, con las canales colgando de un gancho a la vista de los niños ¡qué horror!

De esto va la sensibilidad del nuevo siglo, no renuncia a comerse el cerdo, pero troceado y empaquetado en plástico. Y nada de bromas,  la sensiblidad se ofende si le recuerdan la historia que hay detrás.

Anuncios

2 Responses to Sensibilidad, sensiblería y pimentón

  1. Ola, Confusio.
    Na miña nación, a Galicia, arredor do porco houbo e hai, aínda, verdadeira relixión. O que di aquí que nunca comeu xamón, chourizo, etcétera, ou anda moi mal do estómago, ou minte, en xeral.
    Dito isto: recoñezo que sou vexetariano (non estrito) e que prefiro non facer sofrer ós animais. Hai métodos de matar ós porcos sen lles facer sofrer tanto coma na mítica e simbólica matanza dos porcos galegos. Sen segundas intencións, que non estou a falar dos políticos galegos ou doutro lugar.
    Canto ós debuxos publicitarios mallorquinos do pemento en pó, ti i eu, coma debuxantes ou pintores afecionados, veremos claramente que a segunda versión “politicamente correcta” do anuncio mallorquino e, simplemente, unha estilización e simplificación da sanguenta i esplícita versión primeira, eliminando ó “porquicida” matachín do centro porque non encaixa na nova versión, que pretende simular unha danza con alusión indirecta ó feito en si: a matanza do porco.
    I una altra qüestió encara: ¿parles mallorquí, Confusio?
    Cordialmente, do Alexandre Xavier Casanova Domingo, tampa electrónica trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).

  2. Glòria dice:

    Los alemanes los matan a besos, y deben de ser muy buenos, porque con la de salchichas que venden la producción no puede parar.
    Y los figurantes creo que lo que hacen es bailar un bolero,para celebrar que ahora son vegetarianos y les da muhca alegría haber inmolado al animalito, que siempre podrá servir como perro doméstico, que ahora está de moda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: