Memoria del agua y desmemoria periodística

No había memoria del agua ni voluntad de ella

Quevedo. El Buscón (LII, Cap. IV)

En este artículo se realiza un análisis de muchas investigaciones publicadas por diversos equipos alrededor de la homeopatía y sus efectos. Ha sido empleado por la Comisión Europea para su informe al Parlamento. La conclusión final creo que zanja el tema: La homeopatía parece que funciona si el estudio es pequeño e incompleto, realizado sobre pocos pacientes, o si los investigadores son poco exigentes con la metodología. Los estudios más complejos, con mayor número de muestras o de pacientes y en los que la metodología es rigurosa, no encuentran diferencia entre los medicamentos homeopáticos y los placebos. Es todo lo contundente que puede ser un trabajo de este tipo. Y eso que uno de los firmantes trabaja en un hospital homeopático. Su honestidad como científico le honra. Esperemos que no le echen a la calle.

Parece mentira que todavía estemos discutiendo este asunto y que El País dedique al tema un artículo tan sesgado e incompleto que ha suscitado fuertes y justificadas críticas. Hasta la Agencia Española del Medicamento tuvo que desmentir las falsedades que se decían. Se ve que el periodista, Josep Garriga, ni siquiera se miró la wikipedia.

Seguramente este periodista no ha oído hablar del principal fiasco de la homeopatía, el llamado caso Benveniste, científico prestigioso que consiguió publicar en la revista Nature un artículo que demostraba la “memoria del agua”. El artículo se titulaba  Human basophil degranulation triggered by very dilute antiserum against IgE (Nature Vol. 333, No. 6176, pp. 816-818, 1988) .

Los leucocitos basófilos son células de la sangre que liberan histamina en tejidos lesionados y en reacciones alérgicas. Benveniste y su equipo descubrieron que los basófilos humanos que se exponen a determinados anticuerpos liberan la histamina que se almacena sus gránulos celulares. Lo más significativo del trabajo es que eso sucedía a concentraciones bajísimas (tan bajas que ya no había ningún anticuerpo en la muestra) y siempre que las diluciones fueran agitadas vigorosamente, como exige la metodología homeopática. Concluían que “la transmisión de la información biológica podría estar ligada a  la organización molecular del agua.” Es decir, que el agua recordaba la sustancia que había estado en contacto con ella y se producía el efecto aunque la sustancia, en este caso un anticuerpo, ya no estuviera. Es la “memoria del agua”, dogma fundamental de la homeopatía.

La memoria del agua es difícil de aceptar científicamente por varias razones. No se ha propuesto un mecanismo plausible para explicar cómo puede transmitirse la información y, además, plantea muchas más preguntas que las que resuelve. Por ejemplo ¿cómo es que el agua “olvida” los millones de sustancias con las que ha estado en contacto?

Un equipo de la revista Nature se desplazó al laboratorio de Benveniste para comprobar sus hallazgos e intentar repetir los resultados. Uno de los examinadores era un prestidigitador famoso por desenmascarar públicamente a algunos embaucadores como Uri Geller, por ejemplo. Esto provocó las protestas de Benveniste y su Universidad.

El 90% de los contenidos de Youtube son basura sensacionalista, pero en medio de la morralla se encuentran cosas útiles. Aquí se ve y se explica, en castellano, como Randi, el prestidigitador cazafantasmas, desmintió los resultados y puso en evidencia que alguien del equipo los falseaba.

¿Por qué un prestidigitador? Hay que recordar que grandes científicos, como Wallace o los esposos Curie creyeron en el espiritismo, que estaba muy de moda en aquélla época. Los trucos de los médiums de principios del siglo XX eran burdos si los miramos con ojos actuales, pero los científicos estaban acostumbrados a la sinceridad sin trampas del laboratorio y no se percataban. Tuvo que ser precisamente un prestidigitador, Houdini, el que desenmascaró a los espiritistas más famosos.

El caso Benveniste explicado detalladamente puede consultarse aquí. Es importante apuntar que la empresa Boiron, fabricantes de medicamentos homeopáticos, pagaba el sueldo de algunos de sus colaboradores. Precisamente, esta es la acusación que siempre se hace a la ciencia llamada demagógicamente “oficial”, pero parece que la ciencia alternativa y holística no es inmune a las tentaciones. Y los fabricantes de homeopatía tienen cada vez más capacidad para comprar a científicos poco escrupulosos. Venden muchísimo, cada vez más, y sus márgenes de beneficio son mucho más grandes que los de la farmacopea convencional porque no deben someterse a pruebas clínicas exigentes y costosas y, además, sus pastillitas no contienen la sustancia activa, por tanto, es imposible detectar un fraude.

Benveniste fue desacreditado como científico y acabó dirigiendo una colección de libros sobre temas paranormales y denunciando supuestas conspiraciones. Un final triste para el científico vencido por el mago.

Actualización de 19/7/2011

En la wikipedia en inglés hay un buen resumen del asunto Beneviste y los resultados de los laboratorios que intentaron reproducir sus resultados. Por mi parte he encontrado este, realizado por investigadores suizos , uno de los cuales pertenecía al Institute for Complementary Medicine (KIKOM), de la Universidad de Berna. (las medicinas “alternativas”, en una estrategia oportunista, se están cambiando el nombre a “complementarias” para colarse en los sistemas de salud públicos y privados). Y también este otro, realizado por un equipo de diversas universidades norteamericanas, el Departamento de Defensa USA y el propio Benveniste. Tampoco encuentran nada.

10 respuestas a Memoria del agua y desmemoria periodística

  1. Meli Mq dice:

    A ver si entendí, si el agua tiene mejor memoria que yo.
    Estoy calculando que rindo el lunes y no llego.

    Calculando proporciones:
    Libro de 300 páginas.
    MMMM….. 6 litros de agua, 200 hojas por litro. Se?? se!

    Lo dejo hasta el domingo reposando, y el lunes desayuno el agua sociológica y me voy a rendir.

    Si apruebo me hago seguidora de Osho (en el twitter).

  2. Zósimo dice:

    Yo, además, veo una diferencia importante entre las farmacéuticas homeopáticas y las alopáticas: Merck, Roche y todas las demás desarrollan y fabrican muchos productos (medicamentos, tests, reactivos, patrones…) de innegable utilidad. Los fabricantes de homeopatía podrían desaparecer mañana mismo y ser sustituidos de forma fácil (y económica) por la industria que fabrica caramelos. Nadie notaría el cambio.

  3. Confusio dice:

    Jaume, estamos de acuerdo en que el uso de placebos es mejor que la mala práctica médica, pero lo que debemos exigir es buena práctica médica. Y, sobre todo, que no se use el dinero público para pagar placebos a precio de medicamento. Es mejor que la homeopatía se la pague cada uno de su bolsillo, así cura más. Otra buena respuesta al dilema es la que adoptaron los seguros médicos alemanes respecto a la acupuntura: pagaremos la acupuntura a nuestros asegurados, pero no pagaremos formación para los acupuntores porque es una estafa, está demostrado que da lo mismo donde pinches.
    Y lamento que te fastidien los ateos. A mí me disgustan los agnósticos. Opino que aunque hay cosas que resulta difícil saber si son ciertas, hay otras muchas que está meridianamente claro que son falsas. No sé cual es la Verdad, pero sí que puedo identificar muchas mentiras interesadas. A eso me dedico en mis ratos libres.
    Saludos

  4. jaume dice:

    Confusio:
    Veo que empezamos a entendernos, y me alegro.
    Como resumen yo diría que, independientemente que le agua tenga memoria o lo que quieran vendernos los de Boiron, los médicos homeópatas son mejores sicólogos o siquiatras que los alópatas. Ya que aquellos nos convencen que nos curarán con un placebo, económico y que no tiene efectos secundarios. En cambio, los alópatas necesitan una medicamento que a veces pone en peligro otras partes del organismo, y a nuestra cartera (o la del Sr. Zapatero, :-) )
    ¿De acuerdo, no?
    Pues bien venidos sean los placebos.
    Aclaración: mis dos médicos, el homeopata y el alópata, tienen, ambos, colgado en la pared el mismo título de médico por la Faculatad de BCN. No voy a ningún curandero.
    Me alegro que estemos de acuerdo pues a mi tanto me fastidian los ateos como los creyentes fundamentalistas. Yo soy agnóstico, me lo creo todo y no me creo nada. Mi primera intervención fué para explicar lo que a mi me ha servido la homeopatía, y nada mas. No pretendía convertir al “homeopatismo” a nadie.
    Un cordial abrazo
    Jaume

  5. Confusio dice:

    Jaume, el placebo es mucho más que una bolita de azúcar. El placebo es todo un acto médico consistente en darle a alguien que está enfermo o que se cree enfermo, algo que él cree sinceramente que le va a curar.

    Antes, cuando nadie discutía lo que decían los medicos, muchas de las curaciones o supuestas curaciones de enfermedades o supuestas enfermedades eran consecuencia de este acto de sanación escenificada. El placebo trabajaba a su favor.
    Ahora, cuando nos recetan algo, nos leemos el prospecto y vemos allí toda una serie de cotraindicaciones y efectos secundarios. Al hacer eso estamos invocando el efecto contrario: el efecto NOCEBO (esto me va a hacer daño).

    A los homeópatas eso no les pasa porque sus medicamentos SOLO SIRVEN PARA CURAR, nunca pueden hacer daño. Tienes razón con lo de que hay cosas que no llegamos a entender. Esa milagrosa cualidad del medicamento homeopático no llegaré a entenderla nunca. Si algo tiene un efecto curativo, ese efecto, mal dirigido debería dañar. Pero debe tratarse de medicamentos muy inteligentes con memoria, entendimiento y voluntad. Aprovechando ésas cualidades podríamos crear un lápiz que escriba en verso.

    Es cierto que hay que investigar más, pero para explicar los efectos benéficos de la homeopatía, hasta ahora la mejor hipótesis es la del placebo. Explica por qué no hacen daño, explica por qué da lo mismo qué medicamento concreto tomes. Explica por qué un falso homeópata dando pastillitas al buen tuntún tiene el mismo porcentaje de éxito.
    Otras hipótesis alternativas, como la memoria del agua han demostrado ser una falsedad contruida con propósitos comerciales. Así que no se trata de ser prepotente, sino de no hacer el pardillo.

    Y que la actitud de los padres influya en el binestar del niño no me parece nada demasiado sorprendente ¿a ti sí?

  6. jaume dice:

    Fantástico: ¡ Quan inteligente es mi nieto de 2 años, que ve felices a sus padres y ya no se resfría en todo el invierno, genial !. Lo mismo les debe pasar a los animales que se curan con homeopatía.
    Si los placebos curan incluso cánceres como dices, ya podemos ir cerrando todas las farmacéuticas, y así Zapatero se pondrá contento pues le bajará el gasto en Farmacia al darles a todos los españoles una bolita de azúcar.
    Según tu deben ser mas inteligentes los médicos homeopatas que convencen a sus pacientes de curarse con placedo en forma de bolitas de azúcar, que los alópatas que necesitan caras medicinas, que muchas veces se cargan el hígado o los riñones o etc, ¿no? Yo prefiero los primeros y mis riñones también.

    Los científicos y los técnicos deberíamos ser algo menos prepotentes y admitir que puedan existir cosas que nuestros estudios no han explicado …., todavía. No podemos despreciar lo que no conocemos (tal como dijo Machado)

  7. Confusio dice:

    Se trata del chiste que hizo La Pulga Snob al respecto. Está en el enlace que pongo debajo. Lo repito: http://www.megaupload.com/?d=FOZ9YVY1

    El placebo cura al niño porque sus padres se lo dan con la seguridad de que le va a curar y se tranquilizan. Los niños notan eso. Además, los niños se curan solos de casi todas esas enfermedades leves de la infancia. Lo que pasa es que los padres no pueden (no podemos)ver a nuestros hijos con fiebre más de tres horas. El placebo evita tanta histeria y permite que una enfermedad leve siga su curso.

    Como ves hay explicaciones más sencillas.

  8. jaume dice:

    No creo que un niño de 2 años pueda curarle un placebo. Perdón pero soy muy ignorante. No conozco el chiste ese, ni falta me hace.

  9. Confusio dice:

    Como verás, en ningún lugar del artículo digo que la homeopatía no cure. Naturalmente que cura, pero es un placebo. El efecto placebo no es ninguna tontería, con medicamentos placebo se consigue incluso reducir tumores cancerosos. Así que creo que curar el resfriado está dentro de las posibilidades de un placebo.

    Creo que este chiste de La Pulga Snob está pensado para tí

    http://lapulgasnob.blogspot.com/2010/04/evidencia.html

  10. Curado dice:

    Vdes dirán lo querrán de la Homeopatía, pero a mi me ha librado dos veces de ir al quirófano, me ha curado una enfermedad de la piel, incurable según sabios dermatólogos y me ha curado varias cosas menores. A mi me es igual si el agua tiene memoria o no, yo me baso en MIS resultados. Mis nietos de 6 y 2 años ya no tienen mas resfriados en invierno gracias a la criticada Homeopatía. ¿Será placebo, también? Vaya yo caliente ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: