¿Escépticos?… no lo creo (2)

Los que niegan el cambio climático son unos recién llegados al escepticismo y muestran un extremismo típico de los que pretenden hacerse pasar por nuevos conversos. Sin embargo, la actitud les delata.

En las páginas negacionistas es frecuente encontrar toda clase de comentarios incrédulos respecto a los modelos de simulación del clima. La postura oscila entre el oscurantismo absoluto del que se niega a entender porque dice que es imposible modelizar el clima y el conspiranoico habitual, para quien los modelos están falseados para dar una resultado alarmista. Es muy difícil argumentar contra la conspiranoia como podréis comprobar si echáis un vistazo a la red, donde florecen tantas teorías novelescas que he decidido coleccionarlas.

Hablemos de los modelos. Las posibilidades de cálculo que brindan los ordenadores han hecho que los cálculos y ecuaciones que hacían los científicos en el pasado se hayan convertido en modelos informatizados. Pero básicamente se trata de lo mismo; hay tantas razones para desconfiar de un modelo como para desconfiar de un sistema de ecuaciones. Ambos pueden ser erróneos, por supuesto. Para aceptarlos como válidos deben pasar un proceso de puesta a prueba que, en el caso de los modelos, se denomina validación.

En este asunto he podido comprobar que, para desesperación de posmodernos, Popper ha calado entre los científicos. En la página 8 del documento técnico del IPCC sobre los modelos citan una frase del padre del falsacionismo: El que creamos en una ley natural determinada no puede tener mejor base que nuestros fracasados intentos para refutarla.

La precisión de los modelos aumenta de año en año y también aumentan su precisión espacial. Los británicos han elaborado un modelo geográfico con una cuadrícula de 25 x 25 Km. El anterior tenía cuadraditos de 50 Km de lado; aquí explican con bastante detalle el proceso de validación. Pero son modelos climáticos. No predicen el tiempo para este fin de semana, ni para el año que viene. Esto es algo imposible de entender para los negacionistas, que año tras año, anuncian que las previsiones de no se qué modelo CLIMÁTICO, no se han cumplido.

Sin embargo, cualquier elucubración matemática que le de la razón será ensalzada por el negacionista, aunque en la mayoría de los casos, carece de capacidad para saber si lo que le cuentan es verdad o es otra de tantas tergiversaciones interesadas (al estilo de lo de Orssengo) de las que iremos dando cuenta.

Aquí nos dedicamos a la falsedad y el negacionismo climático es un fuente inagotable de novedades. Tenemos para rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: