Spencer se apunta al método del gallego

Roy Spencer es uno de los científicos negacionistas más prestigiosos. No sólo del cambio climático atropogénico, también de la evolución; es partidario del diseño inteligente, que es como se llama ahora al creacionismo de toda la vida. Spencer tiene un brillante pasado como investigador que le permite ir empleando su credibilidad para divulgar pseudociencia. No lo hace en publicaciones científicas, pero se permite colgar falsificaciones estadísticas en su blog. He aquí una:

La cosa consiste en crear un modelo en el que las entradas son los datos de temperatura oceánica en los que se reflejan las oscilaciones más importantes (PDO, AMO y SOI, o sea las oscilaciones en la temperatura superficial  del Atlántico, el Pacífico y un índice que recoge las variaciones en el hemisferio Sur). Durante un serie de años (de 1900 a 1960) busca las correlaciones entre la temperatura superficial (Sfc. Temp.) de la Tierra y las oscilaciones que hemos explicado. Por supuesto que hay correlación: pequeñas variaciones de la temperatura superficial a veces siguen y a veces anteceden a estas oscilaciones. Encontradas las correlaciones (que son malas, ninguna pasa de +- 0,3) ya tenemos un modelo que se ajusta bien a la variabilidad.  Ya hemos explicado cómo se hace eso: lo llamamos el método del gallego.

Y el modelo de Spencer es exactamente un método del gallego. Si a los datos de entrada se le suma una tendencia a la baja, por ejemplo (fingimos que viene una glaciación) el modelo no se da cuenta y proporciona exactamente las mismas conclusiones. Se trata de una estafa estadística pergeñada con la intención de embaucar. Es bastante rebuscada y no hemos podido preparar una versión Excel (no hay información suficiente), pero en términos generales es la misma patraña que explicábamos hace dos posts en “El método del gallego”.

El mismo autor lo dice: “Again I want to emphasize that my use of the temperature change rate, rather than temperature”. Se analiza la tasa de incremento de la temperatura, no la temperatura. De nuevo, un análisis o filtro que ELIMINA LA TENDENCIA.

Es otro de esos modelos no predictivos. Auténtica novedad en la ciencia. Como explica el mismo autor a un ingenuo que le pregunta, su modelo no sirve para hacer predicciones. Es extraño, puesto que se basa en ciclos naturales muy predecibles. Pero es que si te pones a hacer predicciones, hay muchas posibilidades de que se te vea el cartón. Naturalmente, el modelo necesita que se le introduzca constantemente la temperatura global reciente para actualizarse correctamente. Sólo predice bien las pequeñas oscilaciones. La tendencia hay que metérsela “a mano”.

¿Cuántos de estos engendros vamos a tener que soportar hasta que estos charlatanes pierdan completamente el escaso prestigio que les queda?

Anuncios

Una respuesta a Spencer se apunta al método del gallego

  1. Confusio dice:

    Hay más ejemplos del uso sobre de trampa estadística, sobre todo para engañar a la prensa (pero no a la comunidad científica). Véase:

    http://aziroet.com/cambioclimatico/2009/08/11/revision-cientifica-pero-no-es-el-nino/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: