Desafío para astrólogos

Encuentre al asesino escondido entre tres benefactores de la Humanidad

 

Algunos astrólogos intentan sacar a la astrología del cajón de las trivialidades dejando muy claro que no tienen nada que ver con los horóscopos de las revistas del corazón, que son pura basura. En esto último estamos de acuerdo, pero, por otro lado, defienden que la astrología merece un papel en el conocimiento actual y debe ser tomada en consideración precisamente porque, a pesar de tanto avance de la ciencia, conserva una gran relevancia social. Es decir, que los horóscopos de las revistas son una prueba de la imporancia social de la astrología aunque, los horóscopos en sí, constituyen una burla que ridiculiza a la astrología y son más falsos que un duro sevillano.

En el discurso religioso encontramos argumentaciones parecidas. La dimensión trascendente que el hombre posee en su interior le lleva, a pesar del creciente avance del conocimiento científico en todos los campos, a buscar la luz de la religión como razón última de su existencia; y la prueba es la cantidad creciente de gente que cree que los dinosaurios se extinguieron porque no cabían en el arca.

Feyerabend decía que criticar la astrología desde el punto de vista científico era elitismo. Y poner en duda la eficacia de la danza de la lluvia, racismo.

Pues aún a riesgo de pecar de elitistas, propondremos una sencilla prueba a los defensores de la astrología. La astrología más “seria” es la que estudia las cartas astrales, así que ¿sería capaz de decirnos cuál de estas cuatro cartas astrales pertenece a un asesino? Las otras tres son de personas que creo que todos consideraríamos sabias y benéficas para sus semejantes.

Las he sacado de esta página, donde tienen las cartas astrales de 38.000 famosos. Si consultamos la descripción de la personalidad de Hitler, por ejemplo, encontramos que era una persona flexible y capaz de empatizar, y que le gustaba discutir e intercambiar ideas. De hecho, la descripción de su carácter no es demasiado diferente de la de Joan Miró, por ejemplo. Y en la carta astral de Kafka dice: “sabe lo que quiere y tiene tendencia a actuar y decidir dando prioridad a sus objetivos personales, incluso entrando en contradicción con lo que piensan los demás”. Marte era uno de sus planetas dominantes, así que era activo, dinámico, luchador… Sí señor, un gran retrato de Kafka.

Es gracioso, porque algunos intentos de dar seriedad a la astrología están protagonizados por sicólogos, que dicen que resulta útil no para predecir el futuro, sino para estudiar la personalidad. Cualquiera se pone en sus manos… La primera pregunta que hacen al paciente debe ser: “¿Sabe a qué hora nació?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: