Doctor Vázquez

¿Os acordáis de las historietas del tio Vázquez? Leyendo las noticias alrededor de José Manuel López Pérez, alias Coté, publicadas en diversos medios no he podido dejar de acordarme del personaje de los tebeos. Este señor, denunciado por ejercer medicina sin más estudios que el bachillerato, era titulado en Medicina Tradicional China y también en Medicina Naturista y Biológica. Sospecho que esos títulos concretamente eran auténticos, al menos tan auténticos como la mayoría de los que circulan en el mundo de las medicinas alternativas. Conozco el caso de una “profesora” que dió un curso de feng shui sin más conocimiento del tema que el que aprendió en un libro prestado. Al acabar el curso, repartía diplomas y la gente quedaba muy contenta y muy convencida de que canalizaban el chi y el sha. Nunca hubo quejas.

También es muy instructiva la historia de este ferrolano que montó un gimnasio de artes marciales gracias al kungfú que le enseñó un cocinero chino de un barco (eso decía él), luego se puso a dar masajes y de ahí a autotitularse médico, osteópata, neurocirujano y yo que sé cuántas cosas más. Estuvo unos meses en los EEUU y volvió doctor. Atendía a sus pacientes enfundado en una bata blanca de la Clínica Mayo. A veces salía con la bata quirúrgica verde y guantes, como si viniera de operar a alguien.

Como médico alcanzó gran prestigio en su momento porque muchos pacientes contaban maravillas de él. O la gente las repetía de oídas…en fin, el caso es que había que hacer cola para que te atendiera. Si os interesa la obra teórica de este personaje, podéis leer los artículos que publicó en esta revista: http://www.dsalud.com/ denunciando los turbios manejos de la medicina oficial, porque Coté tenía vocación justiciera y siempre combatió a la mafia médica. En éste denuncia el silencio que la medicina oficial ha impuesto sobre tantas y tantas terapias alternativas que curan el cáncer, y en este otro más o menos el mismo discurso sobre la fibromialgia, aunque se hace un lío con que si el pH de la sangre sube o baja, en fin… cosillas menores que los abanderados de las medicinas alternativas tampoco tienen por qué saber. Sus tratamientos eran un batiburrillo de medicina natural y medicamentos de verdad y hoy en día muchos expacientes intentan averiguar qué puñetas les inyectó en falso médico.

Coté fue condenado y encarcelado por intrusismo, aunque le defendió Gómez de Liaño, que quería con este caso hacer que la osteopatía fuera reconocida en España, hasta que a la vista de las innumerables falsedades de Coté, abandonó el caso. El ferrolano quizá se podría haber defendido el mismo, porque el derecho también le tentaba; intentó convertirse en abogado por el mismo procedimiento, aunque no le dejaron colegiarse. Menos mal, hubiera sido una gran pérdida para la medicina alternativa, pero este hombre tenía clara su vocación y, al salir de la cárcel en 2008 , abrió de nuevo clínica en Vinaroz.

Cuando uno de estos personajes cae en el descrédito muchas de sus curaciones milagrosas comienzan a desmoronarse y empieza a asomar el cartón por todos lados. Los que antes contaban sus maravillas han desaparecido del mapa y lo que ahora se organizan son asociaciones de afectados. De momento está en prisión, me parece. Y aunque los perjudicados por sus desmanes intentan que siga allí, me temo que no estará preso mucho tiempo. Quedaos con su cara por si acaso, porque cuando salga ¿a qué os parece que podría dedicarse?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: