Cómo vivir del negacionismo

La Universidad de Cagliary ha detectado en su contabilidad que existe un flujo de dinero proveniente de las petroleras del que se benefician algunos destacados negacionistas del cambio climático.

Una entidad denominada Amigos de la Ciencia y un profesor de ciencias políticas de la universidad controlaron un presupuesto de 507.975 dólares para actividades de divulgación de tesis negacionistas, elaboración de un vídeo y otros eventos con todos los gastos pagados para los participantes y jugosas minutas para los organizadores (100$ la hora). Además, la maniobra permite a las petroleras evadir impuestos porque, sobre el papel, se trata de donaciones a instituciones científicas.  Amigos de la Ciencia recibe generosas donaciones de Talisman Energy, una petrolera con sede en Alberta, que también paga a empresas de relaciones públicas (APCO Worldwide) para que, siguiendo un detallado y “estratégico” plan de comunicación, coordinasen las “cartas de expertos” en apoyo del video, obtuviesen cobertura de los medios de comunicación y promoviesen la publicación artículos de opinión favorables en los principales periódicos para promocionar el producto. Finalmente, una auditoría interna reveló que estos fondos estaban siendo utilizados para actividades políticas comprometiendo el nombre de la Universidad, que ha cortado relaciones con los supuestos “Amigos de la Ciencia”.

En Canadá el asunto ha despertado críticas severas en la prensa (esta y esta, por ejemplo) por el escaso control de la Universidad sobre este tipo de donaciones descaradamente subordinadas a intereses comerciales. La investigación continúa para aclarar posibles casos de “doble facturación”.
Entre los gastos se incluía un regalo de 541 dólares, junto con los gastos de viaje para la astrofísica norteamericana Sallie Baliunas, una negacionista “de lo que se le pida“.  Baliunas es conocida por un artículo polémico que cuestionó en 2003 el calentamiento global del siglo XX, co-escrito con Willie Soon, que ha recibido más de 1 millón de $ de​ Exxon -Mobil, el Instituto Americano del Petróleo e Industrias Koch que, según él, no influyeron en su investigación.
Parece que ser negacionista o calculadamente ambiguo sobre el tema puede ser rentable, a juzgar por las cantidades que se manejan. La Royal Society, la más prestigiosa institución científica de Reino Unido, estima que las inversiones de Exxonmobil destinadas a este tipo de cabildeo fueron de casi $ 3 millones en el año 2005  y, en una declaración pública sin precedentes, instó a la empresa a detener sus prácticas intoxicadoras en el mundo de la ciencia. La empresa dijo que de acuerdo, que no lo harían más… Pero por lo que se ve, el dinero del petróleo sigue fluyendo.
Anuncios

2 respuestas a Cómo vivir del negacionismo

  1. Confusio dice:

    Pues lo cierto es que algo así no se recuerda en la historia reciente del ciencia. Aunque el profesor implicado no se le puede considerar un científico.
    Góngora se quejaba de que “hasta la sabiduría vende la Universidad, ¡verdad!”, pero es que lo que vende es su nombre. Y lo peor es que es algo que se gasta y toma mucho tiempo y esfuerzo recuperarlo.

  2. srcincuenton dice:

    profesores eran los de antes …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: