Pseudociencias de la salud

Un amigo me envía un desoladora evidencia de qué es lo que los antivacunas entienden por investigar.

El portal se llama veccineinjury y se supone que trata sobre vacunas, aunque más bien tiene como objetivo fundamental aterrorizar a los padres. Las vacunas son venenosas, teratogénicas, cancerígenas, deformantes, letales… Leyéndolo, las vacunas parecen un crimen contra la humanidad sólo comparable al Zyklon-B. Por el contario, los niños sin vacunar están sanos como peras: no padecen alergias, ni asma, ni déficit de atención, ni insomnio, ni nada de nada. Todo lo contrario, duermen como benditos, atienden más en clase, están más alegres que los demás y ríen, cantan y juegan.

¿De dónde salen todas estas afirmaciones? Pues de una investigación que está en marcha y con la que podéis colaborar. Se trata de una encuesta anónima on line en la que te preguntan si tu niño ha sido vacunado y si está sano. Yo mismo la he rellenado y he puesto que mis once hijos han sido vacunados y que, naturalmente, padecen toda clase de enfermedades, incluida la lepra, la peste exantemática y el sarampión porcino. La envías y ya está, pasa a formar parte de la estadística.

Este estudio tan serio y fiable se completa con una selección de testimonios del tipo: “Mi hijo no ha sido vacunado de nada, ni siquiera de la polio (sic) y no coge nunca ni un constipado” que más que aportar información epidemiológica sobre los hijos nos informa sobre la salud mental de los padres.

Es inútil explicar a esta gente que un estudio epidemiológico no se hace así, que están haciendo una elección sesgada de la muestra, usando datos no contrastados y que añadir esa selección de anécdotas es tratar a la gente como estúpidos. Enseñarles un estudio serio y cómo se hace no sirve de nada. ¿Para qué? Cualquier investigación que contradiga sus creencias es sospechosa de haber sido sufragada por la industria farmacéutica.

El único recurso que me queda para, al menos, sembrar la duda entre aquellos antivacunas que aún conservan la capacidad crítica, es hacer que recapaciten sobre lo absurda que es la idea de la conspiración universal de las vacunas. Porque los que creen que solo existen razones comerciales para vacunar a los niños o no saben contar o piensan que todas las personas de este mundo somos unos miserables. Veamos:

Una vacuna contra la polio cuesta menos de 5 € la dosis. La de la rubeola o la del sarampión cuestan menos de 3 € la dosis. La temible triple vírica ronda los 10 €. Son medicamentos relativamente baratos, en comparación, un vial de 10 ml de insulina cuesta de 20 a 40$.

¿Cuánto cuestan en total todas las vacunas que se le ponen a un niño? Pues es posible cumplir todo el calendario de vacunas por menos de 100 € (los precios aquí y aquí). Si utilizamos vacunas combinadas y en presentaciones más cómodas de inyectar puede que el coste llegue a los 200 €.

De 200 € por niño ¿cuánto se lleva la farmacéutica? Las vacunas no son cacahuetes, conllevan unos gastos importantes de investigación, controles de calidad, conservación del producto… No me atrevo a dar una cifra, pero desde luego, es un dinero muy bien administrado si con él tienen que sobornar a todo el personal médico, hospitales, organismos estatales, universidades, la OMS… y comprarles a todos para que envenenen a nuestros hijos.

¿Cuánto se gasta un niño en refrescos y en chuches? Pongamos 2 € a la semana. Hacen cerca de 1.000 € a lo largo de su infancia. Con todo ese dinero, las empresas de chuches y refrescos tienen para comprar a todos los médicos y científicos del mundo para que nos convenzan de que los azúcares añadidos son estupendos. Además, se podrían aliar con los dentistas para acabar de redondear el negocio.

¿Cómo es posible que todos los profesionales de la salud, incluidos los dentistas y la OMS, hablen tan mal del exceso de azúcar en la dieta?

Las tabaqueras podrían ganar mucho dinero si consiguiesen enganchar a la gente al tabaco a los 12 años. Un fumador se gasta más de 1.000 € al año. Sin embargo, no conozco ningún médico que recomiende que los niños fumen ¿Cómo es posible que los investigadores, la OMS, los médicos y las autoridades sanitarias estén en guerra contra el tabaco?

¿No será que los profesionales de la salud son más honrados que lo algunos paranoicos creen?

Anuncios

5 respuestas a Pseudociencias de la salud

  1. Jorge Luis dice:

    Este leocadio, pobre tipo, sólo le haría una pregunta a él y a todos los estúpidos -porque eso son- que no vacunan a sus hijos ¿Si un perro que bota espuma por la boca muerde a su hijo qué haria Sr. Leocadio? Le apuesto lo que quiera que iría corriendo a ponerle la vacuna contra la rabia o no? Entonces en qué quedamos???

  2. Biel dice:

    Sr Confusio: sería interesante saber cuánto mueve el negocio de la homeopatía. Teniendo en cuenta que no tienen gastos de investigación, todo es ganancia. Aparentemente piensa el sr Leocadio que la medicina alternativa es sin ánimo de lucro.

  3. Khan dice:

    “This website provides you with a critical discussion of the subject of vaccinations (also from the perspective of naturopathy and homeopathy)”.

    Ya sabemos, o al menos intuimos, quién está detrás, y con qué fine$

  4. Confusio dice:

    Sr. Leocadio, ¿tiene Vd. algo que aportar a esta discusión aparte de lenguaje soez?

  5. leocadio dice:

    Le queda usted que ni pintado ser un charlatán mamporrerro de la farMAFIA. Seguro que Rumsfeld le recompensará con algún puesto en su farmafiacéutica Gileald Sciences

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: