Propuestas para una transición gradual de la monarquía a la república

Abordar un cambio tan importante en la máxima representación del Estado es algo que a muchos les da vértigo. Creo que puedo aportar algo al respecto en forma de dos propuestas:

  • Podemos empezar por elegir algunas de las funciones que desempeña el Rey y transmitírselas a una persona elegida por sorteo entre todos los españoles. Por ejemplo, la apertura del año judicial o el discurso de navidad. Esta función representativa sería hereditaria y se transmitiría a los descendientes del elegido por línea masculina. Es necesario que el elegido sea católico para que los actos puedan adornarse con los tradicionales belenes y crucifijos sin que resulte forzado. Ortodoxo también sirve.
  • El siguiente paso podría ser elegir un Presidente de la República por votación universal, libre, directa y secreta, pero con la condición de que todos los candidatos sean lactantes. Elegir un Presidente de la República que aún no sepa ni andar nos obligaría a una regencia (no hay problema, es una posibilidad perfectamente regulada en nuestra Constitución) y conllevaría un largo periodo en el que el futuro Presidente es educado desde la cuna para ejercer el cargo. Este sistema conservaría intacto uno de los aspectos más morbosos de la monarquía que es muy del gusto del público.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: