Homeopatía en el banquillo

Una organización canadiense  ha interpuesto una demanda contra la homeopatía. Se denuncia a un distribuidor de medicamentos y a la farmacéutica Boyron, que recordemos que estuvo implicada en el escándalo Beneviste, un caso de falsificación de resultados científicos. Se les acusa, simplemente, de engañar a los consumidores. Especialmente con su preparado estrella Oscillococcinum, que está basado en una dilución homeopática de hígado de pato (o sea diluir sucesivamente el principio activo hasta que no quede absolutamente nada de él). La demanda se basa en que, como no hay ni rastro del principio activo en el medicamento, no puede ponerse como ingrediente.

He comprobado que, para eludir demandas, en los prospectos homeopáticos que se venden en España pone: “se usa para…” en lugar de “es eficaz para…” que es lo que pone en el prospecto del paracetamol por ejemplo. Es decir, que se guardan mucho de poner por escrito que el preparado sirva realmente para algo.

Y además, se me presenta una duda. ¿Como podríamos demostrar que un fármaco homeopático es un fraude? Es decir, si Boyron o quien sea quiere aumentar aún más sus márgenes y decide no poner nada del principio activo (sea hígado de pato o lengüetas de clarinete) ¿cómo podríamos demostrarlo? No existe laboratorio en la Tierra capaz de distinguir entre un medicamento homeopático “de verdad” y una pastillita de azúcar.

10 respuestas a Homeopatía en el banquillo

  1. Confusio dice:

    Pues aquí estáis… perdiendo el tiempo conmigo los dos (si es que sois dos)

  2. Kunanuk dice:

    Hola Pharma… bienvenido al blog más demente del planeta. Intentar razonar con este señor es como hacerlo con un Furby… está programado con un discurso y no tiene capacidad para almecenar otras opciones. Yo creo que lo único coherente en este, llamémoslo blog, es su título. No me hagas mucho caso, juas, pobre diablo, tiene razón.

  3. pharma dice:

    Este Kunanuk también le pasa lo mismo al recibir acusaciones falsas por parte del blogmaster.

  4. Kunanuk dice:

    ¿Tú decides si los demás son escépticos o no? ¿En serio aún piensas que vengo a anunciarme? ¿Dónde está mi vía de contacto pues? Estoy flipando mucho contigo, te has creado un prejuicio y no ves más de lo que tú decides. Ni te has molestado en comprender apmis argumentos. Creo que lo dejé bien claro. No defiendo la pseudo-ciencia/medicina cuando se trata de un negocio legal que engaña, manipula y se aprovecha de la ignorancia, etc. No creo en la magia ni en los médiums ni en el tarot, etc… pero el objetivo del escéptico no debe cebarse en las tradiciones, porque no son un negocio. Yo no tengo poderes, ni me dedico a sanar a la peña, ni pienso hacerlo. Mi ejemplo, repito, sólo servía para explicar, precisamente, un punto de vista algo menos agresivo y generalizador en pro de un activismo más selectivo y preciso.
    Mi “apertura de ojos” no se refiere a eso de “yo antes era escéptico, pero ahora he visto, que… blah, blah…”. No, no y no. Todo lo contrario.
    En mis discusiones de tres contra uno sobre la homeopatía, por ejemplo, he quedado siempre como el aguafiestas del mundo alternativo.
    Lo que me dijo esa persona, de que yo tenía poderes, es intrascendente en sí mismo. Para mí hacer un masaje y relajar las cervicales no es un poder, es fisioterapia pura y dura. Otro dirá que “ese masajista en concreto, tien un don”, bueno, quizás es más hábil, o desprende más calor con las manos, yo que sé. No soy ni siquiera masajista. No me dedico a nada relacionado con eso. Lo único que pensé, evolucionando un poco mi discurso pro-científico, fu eso, ya te lo he dicho; El mal que hace la pseudo-ciencia es exclusivamente cuando hay lucro directo del engaño. Porque si una persona, sexo a escoger, te hace un masaje gratis en tus lumbares, de modo gratuïto, ¿te pondrás en plan escéptico? Y quizás esa persona te lo hace de un modo poco habitual y lo puedes considerar como, evitemos la palabra “don”, una habilidad especial. Evidentemente, sólo te pondrás cazurro si te quieren cobrar mediante el slogan “sanador de ganímedes”. Será sólo en ese momento cuando tú y cualquier bípedo mamífero vivo, entrará en conflicto de creencias.
    Para que quede claro:
    Me anuncio aquí y ahora para decir que NO ofrezco servicios de ningún tipo a nadie. No quiero contactar con nadie para nada, tengo mejores cosas que hacer en la vida, que me dan mejor resultado. NO quiero utilizar ni este ni ningún otro blog para generar ningún tipo de propaganda ni publivcidad ni promoción.

    Si con esto, aún mantienes tus acusaciones, ya no puedo hacer nada. Yo sólo quiero comentar tus artículos, debatir opiniones, etc… que supongo que es lo que esperas tú si mantienes un blog y permites comentarios de la gente. ¿Me amenazas con vetarme? Pero si no has dejado de hacerlo, me estás vetando con tus contraataques. Esto no es un foro, no soy usuario registrado ni nos debemos nada, de modo que no me amenaces, es muy patético. ¿Qué pretendes? ¿Que tengo que escribir para que no me vetes? Si no te gusta lo que escribo, bloquéame y punto, pero no me vengas de moderador de web especializada, porque sólo eres un blogger más. Los comentarios benefician a los bloggers, de modo que no entiendo tu cruzada conmigo, tampoco he dicho nada del otro mundo.
    No sé, me da que todo esto te va muy bien como válvula de escape, más que como inquietud de difusión.
    Y para acabar, si decides vetarme, sé coherente y borra todos mis comentarios, no sólo los que te interesan y luego dejas los que te sirven a tí para justificar tus respuestas.

  5. Confusio dice:

    Kunanuk, no eres ningún escéptico. Nadie puede leer el futuro en la palma de la mano, nadie habla con los muertos y nadie tiene poderes de sanación. Tú tampoco. Me da igual si quieres cobrar por adelantado o después. Si insistes en anunciarte en mi página te vetaré y punto

  6. Kunanuk dice:

    Hola colega Confusio, cuánto tiempo, ¿no?

    ¿Quieres que te arregle el chakra rectal? Es broma hombre, no te enfades aún.

    Quién iba a decir que más de un año después, aún vendría yo por aquí, a anunciar mis poderes… no hombre, esto es broma también, aguanta un poquitín, porfavor.

    Hablando en serio (antes, repito, hablaba en broma):

    No muy a menudo, pero voy visitando tu blog, porque, oye, aqunque no te lo creas, me interesa mucho. De hecho, la primera vez que escribí, en este mismo post de la Homeopatía, mi intención era darte la razón en todo, pero aportando una pequeña reflexión, más que nada porque los comentarios en un blog están precisamente para eso (no te lo han contado?). No se trata de darte la razón como a un gurú sectario, ya sabes que los extremos se tocan…

    Es decir, estoy de acuerdo en el 100% de tus “artículos” hasta el día de hoy. Pienso como tú (siempre lo he hecho) y en mi vida soy activista escéptico y anti-homeopatía. No te lo crees, me imagino…

    Por eso me jodió mucho que me tacharas de magufo inflitrado, me puso de muy mala leche que alguien cercano a mi opinión, no diera pie a escuchar a alguien cercano a su opinión, sacando conclusiones demasiado precipitadas.

    De modo que, ahora muy en serio, te pido si estás dispuesto a rectificar tu respuesta y dejarme explicar lo que realmente pretendía. Sólo de este modo puedo sentirme bienvenido en tu blog y participar de tus artículos con opiniones en los comentarios.

    Repito, no soy enemigo, vengo en son de paz. No creo en la Homeopatía, ni las flores de Bach, ni en las conspiraciones ocultas (sólo creo en las visibles), ni en los poderes del agua, ni en los chamanes.

    Sí creo en la cebolla para no toser, en el vinagre contra los mosquitos y chorradas como esta… simplemente porque no hay negocio detrás. Nadie gana/nadie pierde, objetivamente hablando.
    Esto es precisamente lo que decía en ese, mi primer post.
    A mi, lo que me jode no es que alguien quiera curarme el dolor de espalda con un masaje Cakra-cuántico, lo que me jode es que me cobre por ello, que se genere un negocio de algo que no es científico.

    A mi me gustan los masajes, hasta puedo ponerme palote… y hasta me hace gracia que me hablen de la filosofía Zen mientras lo hacen, pero en el momento que me tocan la cartera, me pongo en posición de guerra. Y creo que lo que debe quedar claro es esto.

    Todos (es un decir) tenemos un amigo o conocido, que lee las líneas de la mano. Y todos (es un decir), hemos aceptado que lea la nuestra, mientras tomamos un café, o mientras esperamos en una cola, yo que se… Y nunca nos hemos puesto en plan “Guerrero Escéptico de la Inquisición Pseudo-Científica”. Toda la movida “Anti” viene fuerte por la proliferación de estas ideas “místicas” convertidas en negocio multi-millonario, permitido impunemente por nuestros gobernantes.

    No vamos a quejarnos del horóscopo del diario, lo haremos del Tele-Tarot.

    A mi hijo no le daré homeopatía si se hace un chichón, porque es muy cara, le daré un caramelo, que es más barato o gratis y hace el mismo efecto placebo si le vendes la moto al niño.

    Y yo, con mis supuestos poderes, que yo no digo que tengo, sólo hago referencia a la persona que me los otorgó, no haría daño a nadie, si lo único que hago es poner mi mano en la barriga de alguien que le duele. ¿Me explico?

    Necesito que lo entiendas, en caso contrario pues ya no me vuelvo a pasar por aquí, pero porfavor, no vuelvas a tacharme de vendedor de poderes.

  7. Confusio dice:

    Naturalmente no creo en los poderes de Kananuk, ni creo a los que dicen que se comunican con los muertos. Y no pierdo el tiempo en comprobaciones, no me toca a mí demostrarlo. Son ellos los que tienen que hacerlo. Las afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias, pero generalmente nunca aportan nada más que su relato o el de algún descerebrado que se lo ha creido. Escuchar a iluminados es perder el tiempo, y se les reconoce porque suelen empezar su relato con la frase: “yo era escéptico como tú”.
    Y muchas gracias por tu oferta de enriquecer mi crecimiento personal, Kananuk, pero tengo mejores alternativas.
    La vida es corta.

  8. Kunanuk dice:

    Ok. Ahora ya sí tengo claro de qué vas.
    Es decir, eres incapaz de descifrar nada de lo que he escrito. Bueno, es que ni te esfuerzas. De hecho, lo inteligente hubiera sido tirar del hilo antes de juzgarme, pero tu ya tienes un prejuicio muy bien montado, te funciona muy bien el rol dictatorial del conocimiento de la verdad.
    Pero oye… si te parece que me estoy anunciando para explotar mis super-poderes, ¿porqué no bloqueas el comentario? De hecho ha estado varios días pendiente de moderación.

    Simplemente te estaba planteando un ejercicio de debate.

    Si sabes leer, deberías entender que todo lo referente a ese poder que tú dices que yo digo que tengo, está en boca de otra persona, escrito “entre comillas”. Yo no digo que tengo poderes.
    Lo tuyo es DEMAGOGIA de diccionario.

    Además, ¿cómo cojones me anuncio en un miserable comentario con censura? A ver, ¿he puesto algún teléfono? ¿Correo?

    Te acabas de retratar amigo. El día que decidas querer entender mi comentario, habrás hecho un pasito más en tu crecimiento personal. Por ahora, eres un loro de repetición… “esto es malo porque no lo entiendo” y “tu eres tonto porque no eres como yo”.

    En fin, que te aproveche el contador de visitas.

  9. Confusio dice:

    VAmos, que tienes un poder maravilloso por el que no nos piensas cobrar. Es estupendo. ¿Crees que mi blog es el lugar adecuado para anunciarte?

  10. Kunanuk dice:

    Hola.
    He estado sobrevolando el blog y me parece una labor tan interesante como necesaria. Aún no tengo muy claro el motivo de tanta radicalización, pero eso tampoco deberia de importarme si el contenido es periodísticamente válido. Ya iré sacando conclusiones.

    Ahora mi comentario.

    En referencia tanto a la Homeopatía como a cualquier otra “pseudo-ciencia”, “neo-tendencia” o antítesi de lo que hasta ahora ha formado parte de la cultura de mercado:

    He pasado por varias experiencias donde tuve que posicionarme entre lo racional de mi cerebro zurdo y lo intuitivo del diestro.

    Mis conclusiones nunca son concluyentes, porque me niego a concluirlas. Para mí, el posicionamiento radical es simplemente una postura de observación, no de definición. Es decir, Si me planto en una idea, lo hago para profundizar en la experiencia, no para sentarme en ella como un dictador del conocimiento.

    Podría contar experiencias difíciles de explicar por la ciencia, pero al mismo tiempo son carnaza para los new-age-homeo-freaks.

    Como bien sabemos, el mundo tiene varias manibelas para moverlo…

    Las más importantes:

    1. El Amor
    2. El Dinero
    3. El Sexo
    4. La Salud

    Para mí, cualquier experiencia que se mezcle abiertamente con esos factores, es susceptible de ser observada con cautela.

    Para no confundir más al personal, quiero decir que, lo realmente peligroso de, por ejemplo, la Hompeopatía, los curanderos cuánticos o los naturistas, no es su práctica, sino su motivo. Evidentemente, siempre está el dinero a la cabeza de la lista. No pretenden salvar nuestras almas, ni darnos amor, ni ofrecernos cápsulas de energía poositiva…blah. Todo es cuestión de dinero.

    Una vez, un amigo de un amigo, en una cena entre amigos, me dijo que yo tenía el poder de calmar los dolores de la gente con mis manos… madre mía, pensé… ya estamos otra vez.

    Pero lo que provocó un reajuste en mi cocotera fu la continuación de su frase:

    “Pero no debes lucrarte con ello. Si quieres, lo haces, con quien quieras y cuando quieras. En el momento que percibas algo a cambio, dejará de ser útil. Además, cuando lo hagas, no pienses en ello, no te creas un curandero ni nada de eso. Simplemente acerca tus manos a la zona de dolor, ya sea espalda, cervicales, etc… La persona afectada te dirá si le sirve y cuándo debes parar.”

    Lo dejo aquí, porqué no quiero posicionarme abiertamente, por el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: