Abejas autonómicas

Hay quien encuentra sospechoso que haya razas de abejas

La crisis ha traído una comprensible desconfianza en la clase política. No es que antes confiásemos más, pero la crisis ha puesto de manifiesto que sus decisiones nos afectan mucho más de lo que creíamos y que quizá no hemos hecho lo suficiente para controlarlos.

A mí me ha producido una desconfianza aún mayor en el electorado. Comprobar como una masa desinformada vota una y otra vez a los mismos corruptos es uno de los aspectos más siniestros de la democracia.  Diríase que la dictadura y la democracia se distinguen porque una se basa en la coacción y la otra en la mentira. Yo prefiero la mentira porque puede combatirse más cómodamente que la coacción.

No es cierto eso que dicen los del 15-M: “No nos representan”. El drama es que sí nos representan. Tenemos responsabilidad desde el momento de que decidimos, y nuestra primera obligación es informarnos. No ser engañados es nuestra responsabilidad. Pero eso de informarnos lo llevamos muy mal. Están proliferando las voces histéricas que arremeten contra todo y que practican la demagogia más vocinglera, repleta de lugares comunes y acusaciones a bulto. Entre las denuncias que profieren estos Catones de vía estrecha, resultan reconocibles sus prejuicios y fijaciones de toda la vida. Tenemos un ejemplo en este librillo de los periodistas de El Mundo Sandra Mir y Gabriel Cruz, “La casta autonómica”.

He escuchado la entrevista que les hicieron a los autores en el programa “En un mundo feliz” de Radio 3 y contaban, entre muchos escandaletes protagonizados por políticos, el de la subvenciones que se conceden a las razas autóctonas de abejas y el muchísimo dinero que se ha gastado en ese asunto. Dicen que tales razas no existen, que todas las abejas son Apis melifera y que todo es una chifladura nacionalista.

¿Cómo puede alguien escribir con tanta seguridad sobre algo que desconoce? ¿Seguro que no existen razas o variedades de abeja melífera? y ¿por qué no? Si existen variedades de carpas, de gallinas o de berenjenas ¿por qué no de abejas? Rápidamente se advierte que los periodistas confunden especie con raza. Los perros son todos Canis familiaris y mira cuántas razas hay. De hecho, una búsqueda rápida nos muestra que hay muchas subespecies de la Apis mellifera y, por lo que sé, como en cualquier especie de animal doméstico, se seleccionan las líneas más productivas, se producen híbridos y se seleccionan estirpes resistentes a la varroa, por ejemplo. Se ven que deben haber consultado a los mismos expertos que asesoraron al periódico cuando lo del ácido bórico.

En fin, que se trata de una acusación sin fundamento, motivada por una fijación de los autores contra todo lo que suene nacionalista, y lo de las razas autóctonas suena nacionalista. Se ve porque también arremeten contra el dinero que se gastan las autonomías en proteger lenguas “endogámicas” en vez de pagar a los niños cursos de inglés y de chino, que es lo que abre puertas. Supongo que deben tener evidencias científicas de que el español es más “exogámico” que el gallego. Por eso el presupuesto del Instituto Cervantes está bien gastado y lo otro no.

Lo de las razas autóctonas ha sido blanco de las críticas de los más españolistas, que sospechan que lo de subvencionar la raza vasca de gallinas es una maniobra nacionalista. Sin entrar en las tonterías que pueda haber dicho Arzallus sobre la raza vasca (de personas), la recuperación de razas autóctonas es una necesidad. Hay una excelente charla en TED  que explica por qué es necesario conservar la manzana roja de Wisconsin. La razón es que se trata de diversidad genética, que la estamos perdiendo a toda velocidad. Pronto no quedarán más manzanas que las golden ni más vacas que las frisonas, y que muchos de esos genes que se pierden pueden tener utilidad ante futuras necesidades.  Para conservarlos puede hacer falta gastar algo (poco) en mantener razas que son menos productivas, pero es razonable hacerlo.

Así que nada de nacionalismo. No es que la burra catalana sea mejor que el toro de lidia español. Es que hay que conservar el patrimonio genético y punto.

Lo de conservar la raza periodística y su calidad como productores de información ya está más difícil.

3 respuestas a Abejas autonómicas

  1. Confusio dice:

    Efectivamente, nadie ha hablado de razas autonómicas, sino de razas autóctonas. Corresponde a los gobiernos autónomos proteger las que tienen en su territorio.
    Y corresponde a los periodistas informarse antes de ponerse a hablar de razas y especies.

  2. repbana dice:

    Si existen abejas autonómicas, por lógica deberían existir abejas provinciales que se niegen a salir de la provincia.

  3. repbana dice:

    “Lo de las razas autóctonas ha sido blanco de las críticas de los más españolistas”

    Interesante, si se critican los desmanes a los que hemos llegado gracias a la casta política, eres un españolista. ¡Pedazo argumento! Ahora mismo me voy a inscribirme en el PP, PSOE, IU, CIU y PNV, así dejaré de ser un apestoso españolista.

    Te informo que no existe ese concepto de “raza autonómica”. A los seres vivos les importa un pimiento la división territorial de España, de hecho les importa un pimiento los países. ¿Casualmente existen 17 razas en España de absolutamente todo? Antes de 78, ¿No existían tales razas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: