Ensalada asesina

PlantaypoligrafoHablando de Freud con un psicoanalista he venido a acordarme de un genio de la ciencia merecidamente olvidado, Cleve Backster, que en 1968 pretendió haber demostrado que las plantas tenían sentimientos similares a los humanos y que eran capaces incluso de adivinar nuestros pensamientos.  “No sé por qué, se me ocurrió que sería interesante ver cuánto tarda el agua en llegar desde la raíz hasta las hojas. Después de hacer un riego de saturación de la planta, pensé: Vamos a colocar el sensor de un polígrafo en una hoja.”

El polígrafo que utilizó era básicamente un circuito diseñado para medir los cambios de resistencia de la piel. Su uso como detector de mentiras se basa en que si el sujeto miente, la ansiedad hace aumentar la sudoración y con ella la conductividad de la piel. Backster pensó que la resistencia lentamente caería y aumentarían los trazados en su papel de polígrafo. En cambio, sucedió lo contrario, lo cual, dice, “me sorprendió un poco.”

Movió los electrodos y vio que el perfil que trazaba el polígrafo era “el típico de un ser humano cuando le estás haciendo una pregunta que podría meterlo en problemas”. Backster afirma que renunció entonces a su interés en medir el tiempo que tarda el agua en llegar a las hojas. Dice que pensó que la planta estaba intentando “enseñarme reacciones similares a la gente”. Su siguiente pensamiento fue: “¿Qué puedo hacer que suponga una amenaza para el bienestar de la planta. El equivalente a una pregunta comprometida para una persona sometida al polígrafo que está mintiendo?” Esto es verdaderamente increíble. ¡El contorno del gráfico mostró una identificación inmediata de la planta con sus pensamientos!

Entonces se le ocurrió amenazar a la planta (?), pero la planta ni se inmutó. Entonces pensó: “voy a quemar esa hoja de la planta”. Fue a buscar fósforos y estando a unos cinco pies de la planta, el polígrafo “entró en una agitación salvaje”. Parece que la planta había detectado que aquello iba en serio. Cuando llegó mi compañero de prácticas, el también obtuvo el mismo resultado. Si fingía quemar la hoja, no había reacción. La planta era capaz de detectar la diferencia entre fingir que vas a hacer algo y tener la intención de hacerlo realmente, lo cual es bastante interesante desde el punto de vista de la psicología de planta.”

Backster se fue animando y comprobando más y más asombrosas capacidades de las plantas. En compañía de otros aficionados ingenuos repitió sus prodigios en una espiral ascendente de especulación cada vez más desbocada. Su investigación nunca incluyó las mínimas precauciones que tomaría un científico de verdad. Nunca hizo un control doble ciego, ni exploró posibles explicaciones alternativas. Hacía lo primero que se le ocurría y siempre obtenía un resultado asombroso. Si hubo experimentos fallidos o resultados contradictorios simplemente no se cuentan.

A estas alturas debería existir una ciencia, la psicología vegetal, que se enseñase en las universidades de todo el mundo. Pero no es así es porque ningún científico serio ha podido reproducir sus resultados. A medida que pasan los años, la hipótesis que se va afianzando es que toda la historia de Backster era una completa invención… La navaja de Occam es implacable.

Secret-lifeEl tema tuvo su momento y todas las personas que se consideraban sensibles sintonizaban con sus tiestos de flores. Hasta Stevie Wonder hizo un disco inspirado en la vida oculta de los vegetales. Las plantas fueron, durante una temporada, consideradas seres sensibles por mucha gente, aunque a nadie le quitaba el apetito  reparar en la tragedia de las lechugas, que debían crecer aterrorizadas conociendo su destino.

Yo creo que el motivo del fracaso de Backster es que no se ocurrió usar su descubrimiento para curar a la gente. Si hubiera desarrollado una teoría sobre el poder sanador de las plantas y patentado algunos aparatos al efecto, es posible que a esta alturas ya tuviese una cátedra en la Universidad de Zaragoza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: