¿Entiendes esta etiqueta?

20 enero 2015

Cereales

Leyendo lo que pone en la esquina de un paquete de cereales, ¿cuánto azúcar diríais que tienen? ¿mucho o poco?

Las personas que me han respondido creen que los cereales tienen un 7% de azúcar. Está bien, ¿no?. No parece demasiado azúcar para un alimento que se supone que tiene que aportar energía en el desayuno. Ciertamente, no es un estudio muy grande (N=2), pero os animo a que hagáis la misma pregunta y me comuniquéis los resultados.

Pues no es así en absoluto. Nada de un 7%. Si leéis la información oculta en la letra pequeña del lateral del envase podréis comprobar que los cereales tienen un 20% de azúcar. Lo que el fabricante entiende por una ración (30 g) tiene 6 g de azúcar. Eso es más del 20% de la cantidad diaria de azúcar añadido que recomienda la OMS para un adulto. Pero es que, además, lo que Kellogs entiende por ración es muy poco, aproximadamente la mitad de lo que cabe en un tazón normal. Vamos, que mis hijos se toman cada mañana más del 50% del azúcar añadido que recomienda la OMS sólo en el desayuno.

El 7% que se ve en el frontal del paquete en realidad es el porcentaje que supone una “ración” (30 g) respecto a la ingesta diaria total recomendable para un adulto que practique bastante actividad física. Si yo fuera mal pensado diría que están fomentando el error con una información tan mal explicada.

Cómo la industria alimentaria ha conseguido esta permisividad escandalosa en un país castigado por la obesidad infantil podéis leerlo aquí. Encontraréis una historia de villanos que intentan hacer pasar por ciencia lo que no lo es. Y entre los héroes que defienden nuestra salud contra presiones y artimañas sucias encontramos, nuevamente, a la Organización Mundial de la Salud.

Anuncios

Un OVNI sobre Delf

26 octubre 2014

Theo Jansen es un escultor holandés conocido por ser autor de unos fascinantes andadores que se mueven como artrópodos por la playa. En este vídeo suyo se pueden ver las imágenes de una gamberrada simpática que hizo cuando era joven. A partir del minuto 44 se puede ver el OVNI que construyó y soltó sobre Delf (la ciudad de Vermeer). Las opiniones de los testigos quedan recogidas en los últimos minutos del documental.

Es sensacional comprobar como la gente adereza sus impresiones con detalles de su cosecha. Al final el objeto, que no es más que un globo con una silla de bar colgada, se mueve a una velocidad asombrosa, emite ruidos y produce a su paso una extraña onda de calor. Lo mejor son las opiniones de los ufólogos, que rizan el rizo del absurdo y que demuestran que el genial personaje de la Pulga Snob no es mucho más farsante que sus colegas tridimensionales.


Por qué no hay que divulgar los vídeos de la monja de la gripe (CENSURADO)

15 octubre 2014

Hay personas de mi entorno familiar que me preguntan por qué no deben hacer caso a los vídeos de Teresa Forcades en los que dice que cura la malaria, el ébola y el garrotillo con una especie de lejía y por qué deben hacerme caso a mí. El asunto merece una respuesta detallada.

De entrada podría decir que yo no vendo nada ni quiero que me voten, pero viendo la cantidad de chiflados desinteresados que hay en internet, supongo que eso no es garantía de nada. Así que no tengo demasiados argumentos para convenceros de que consultéis mi blog. No lo hagáis si no os apetece. Hay otros mucho mejores. Sin embargo, denunciar a los mentirosos es algo que todo el mundo debería hacer por el bien común. Es una obligación moral.

Además, creo que es urgente y necesario que la gente deje de conceder credibilidad a todos los magufos que salen por Youtube. Voy a explicar por qué.

Me he decidido a escribir la típica lista “las diez cosas que…”. He leído por ahí que si explicas las cosas en forma de lista numerada, tienes más lectores. Vamos a probar. También usaré el recurso de considerarme censurado y perseguido, que también tiene mucha tirada. Además es verdad, me censuran los comentarios en Youtube.

POR QUÉ NO DEBES CONFIAR EN LOS VIDEOS DE TERESA FORCADES, PÀMIES Y OTROS VENDEMILAGROS Y POR QUÉ NO DEBES DARLES DIFUSIÓN.

¡LAS DIEZ RAZONES QUE NO QUIEREN QUE SEPAS!

Lee el resto de esta entrada »


Thor Heyerdahl: el vikingo saqueador de la antigüedad

6 octubre 2014
Thor con unas esculturas erigidas por egipcios rubios.

Thor con unas esculturas erigidas por egipcios rubios.

El homenaje de algunos medios a Thor Heyerdahl, con Google a la cabeza, ha acentuado mi cinismo otoñal. Una cosa así me hace constatar el poquísimo valor que le da la sociedad a algo que para mí es importante: la verdad.

Es posible que Thor Heyerdahl no mintiese porque se creía sus propias mentiras, pero cuando uno contempla el parque temático que montó este señor en Tenerife en las llamadas pirámides de Güimar (contemplar desde lejos y sin pagar, por supuesto) y la falta de honradez con la que se presentan al público todas sus fantasías sobre viajeros fabulosos de la antigüedad, uno siente que está ante una mentira grotesca que obtiene rentabilidad económica de la ignorancia. Mejor dicho, se aprovecha de la curiosidad de personas sin formación.

La patochada de las Pirámides de Güimar seguirá abierta y dando dinero mientras exista un público crédulo, mal informado y consumidor habitual de basura sensacionalista al estilo de Milenio3. Allí se explican un montón de patrañas de tufo racista sobre el origen de las civilizaciones americanas, la Atlántida, los misteriosos viajeros rubios y altos que llevaron la civilización a la América precolombina y, por supuesto, también salen los templarios. También se ha tergiversado convenientemente el origen de la Pirámides de Güimar para hacer creer que son mucho más antiguas.

Para los que sientan curiosidad, las pirámides de marras son un montón de piedras retiradas de los campos de cultivo y dispuestas ordenadamente que no tienen ni 200 años. Hay muchas parecidas repartidas por todas las zonas agrícolas de Canarias. El informe arqueológico era contundente: la construcción es de alrededor del XIX, como otras tantas y servía probablemente como secadero de higos y cochinilla. Pero eso, con no contárselo al público, asunto solucionado. Unos escasos restos de cerámica guanche de una cueva cercana (muy anterior a las pirámides) han sido sacados de contexto para dar el pego.

Los-atlantesmala-punteria

Los atlantes (o los masones) apuntaban francamente mal.

Masones al rescate

Dos astrofísicos, Belmonte y Esteban, visitaron el lugar y pergeñaron una hipótesis bastante peregrina según la cual, las pirámides fueron construidas en el XIX siguiendo las indicaciones del propietario del terreno, que era un masón, que pretendía hacer una especie de templo dedicado al culto solar al estilo de los egipcios. Haciendo un alarde de especulación gratuita y falta de profesionalidad encontraron hasta trece orientaciones astronómicas en el “monumento”, que finalmente redujeron solo a dos y siempre que se tomen “un poco a ojo”. En la foto de la derecha se ve que la pared del primer término apunta al lugar donde se pone el Sol, aunque se detecta a simple vista que hay un error de algunos grados. Cabría preguntarse si no sucede lo mismo con cualquier edificio elegido al azar. Porque estar orientado “a ojo” hacia el punto donde se pone el sol durante el verano, traducido al castellano quiere decir que la construcción sigue una dirección este-oeste en su eje más largo. Una propiedad que cumplen un 20% de las construcciones del mundo. El resto de “alineaciones” de los montones de piedras son tan rebuscadas que no hay edificio que no las tenga. Los astrofísicos especularon ingenuamente con la orientación del edificio y sufrieron el ridículo de verse citados por los esotéricos como autoridades científicas que daban la razón a sus delirios. Los astrofísicos han intentado denunciar las tergiversaciones de la empresa que explota las pirámides y de una ONG magufa  llamada Confederación Atlántida, aunque con escasa difusión. También los arqueólogos denunciaron en la prensa que los materiales arqueológicos prehispánicos habían sido excavados sin autorización y cambiados de lugar.

Molinero Polo, profesor de Historia Antigua de la Universidad de la Laguna deja bien claro que la orientación de las pirámides es completamente casual y debida a la orografía del terreno, que el interés de los masones por Egipto es muy reciente, posterior a la construcción; la orientación astronómica de las pirámides egipcias es cardinal (N, S E y W) y no tiene que ver con los solsticios, y que, en cualquier caso, es un aspecto de las pirámides que se ha divulgado en fecha reciente. En resumen, que el conjunto no tiene relación con ningún edificio ni ceremonia masónica.

Lo más lamentable de todo este cúmulo de despropósitos y falsedades es que vemos a una serie de científicos locales burlados y utilizados por embaucadores sin escrúpulos. Que el montaje estuviera capitaneado por un nórdico famoso y rico empeoró aún más las cosas. Se metieron en un berenjenal del que no han conseguido salir sin menoscabo de su credibilidad.

 


El trigo de las momias

11 julio 2014

Trigo-egipcio

Creo que todos hemos oído esa historia acerca de los granos de cereal encontrados en las tumbas egipcias que germinaron después de 3.000 años. Es lugar común de los frikis de las pirámides o piramidólogos, que lo presentan como una prueba de las propiedades maravillosas de esta forma geométrica. Humm…interesante pero mentira.

TrigoParece que el asunto proviene de un timo muy extendido en Egipto desde que a finales del XIX empezaron a llegar en masa visitantes occidentales atraídos por las pirámides. Guías desaprensivos vendían a los extranjeros el “trigo de las momias”, que eran las semillas de una variedad de trigo ( Triticum turgidum var. mirabile), convenientemente oscurecidas para hacerlas pasar por antiguas. Este trigo es una variedad semisilvestre que tiene unas espigas más grandes y con aspecto más productivo que el trigo actual. Naturalmente, la calidad del grano es muy inferior, pero servía para asombrar a los crédulos y cuadraba con el mito, muy extendido entre los creyentes de la Biblia, de que la antigüedad era un periodo de abundancia y longevidad extraordinarias, por ser más próximo a la creación, supongo.

Pero la capacidad de germinación de las semillas raramente dura más de un siglo. Las que más tiempo la conservan son algunas variedades de tomate y berenjena, que llegan con facilidad al siglo. Depende sobre todo de la humedad y temperatura de conservación. En condiciones excepcionales algunas especies puede superar los mil años. El récord lo tienen unas semillas de palmera datadas en el siglo I.

Antes el récord lo ostentaba una semilla de Lupinus arcticus encontrada en madrigueras de lemming bajo tres metros de permafrost del Ártico que germinó después de pasar 10.000 años congelada. Pero finalmente la datación demostró que eran semillas recientes que cayeron accidentalmente en la zona excavada. La misma sospecha de contaminación con material reciente afecta a otros casos, como a las semillas de Chenopodium album y Spergula arvensis de hace 1700 años halladas en Dinamarca o las de flor de loto Nelunbo nucifera asociadas a los restos de una canoa de  3000 años de antigüedad encontrada cerca de Tokio. Hay caso de una Silene stenophylla de Siberia, parece que correctamente datada en 32.000 años, que fue resucitada mediante técnicas de cultivo in vitro, es decir, no germinó por sí sola.

Pero nada que sea capaz de germinar ha salido de las tumbas egipcias como explican Toole (1986) y Youngman (1951). El trigo y los cereales son, precisamente, semillas poco duraderas. Se considera excepcional que germine un grano de trigo de más de 25 años.

PirámidesADENDA: Actualmente en Cuba se desarrollan apasionantes trabajos que demuestran cosas increíbles de las pirámides: Como que los filos de los cuchillos se afilan solos bajo una pirámide y cosas así. Tras arduas investigaciones han conseguido desarrollar el Reactor piramidal (¡chúpate esa, MIT!), lo que les sitúa en cabeza de la piramidología mundial, ciencia que ha encontrado en Cuba su tierra de promisión. Ante este panorama, los científicos cubanos han empezado a construir balsas.

Supongo que habrá quien encuentre risible que médicos y universidades de Cuba se dediquen a estas mamarrachadas, pero en todas partes tuestan habas. Les recuerdo que en la Universidad de Zaragoza existe una cátedra de homeopatía patrocinada por una farmacéutica.


No saben contar, pero te aconsejan

5 julio 2014

 

Tos-ferina

En esta página con mapas interactivos pueden verse los brotes de algunas enfermedades infecciosas que han tenido lugar en el mundo desde 2007. Todas ellas se pueden prevenir mediante vacunación. Es impresionante comprobar cómo la tos ferina, por ejemplo, vuelve por sus fueros en el mundo desarrollado por culpa de la paranoia antivacunas.

Una característica común de los antivacunas es que no saben contar. En una de sus páginas leemos que “es falso que la vacuna proporcione protección: un 40% de los que contrajeron la tos ferina en EEUU estaban vacunados

Bien ¿Esa es la manera correcta de interpretar el dato? Pues no… Teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de la población está vacunada, lo correcto es dar el porcentaje de enfermos entre vacunados y no vacunados. Así se comprueba que las probabilidades de enfermar si te has vacunado son ridículas. Es muchísimo más alta si no te has vacunado. La enfermedad se ha cebado en la población sin vacunar.

Es increíble que personas que no saben interpretar un dato estadístico se atrevan a dar consejos a los demás en un asunto tan serio.

 


No siento la fuerza, maestro

17 diciembre 2013

En Magonia aparece vídeo de Jukka Lampila un maestro experto en canalizar la energía del Qi para la defensa personal. Sin embargo su inmenso y milenario poder queda anulado cuando se encuentra con un escéptico.

Me ha recordado otras  lecciones magistrales de maestros como Dim Mak, Dillman y una larga lista de personajes capaces de explotar la credulidad de la gente con la ayuda de sus discípulos, que, o son extremadamente sugestionables, o les divierte el engaño.

Llama la atención que todos estos maestros están bastante fondones. Se ve que la fuerza del Qi no tiene poder contra las hamburguesas.

Nunca fui aficionado a las peleas ni a las películas de artes marciales y pasé mi infancia sin pelearme con nadie salvo dos o tres excepcionales ocasiones. Todo ello a pesar de que los chavales de mi colegio y de mi barrio eran muy aficionados a ambas cosas y estaban continuamente buscando pendencia. Sin embargo, viendo estas imágenes, tengo que reconocer que se me despierta un cierto instinto macarra y me ofrecería gustoso a darles un par de guantazos a estos venerables maestros.