El emperador controvertido

23 julio 2014

Caligula


¿La naturaleza nos necesita para existir?

20 julio 2014

Muchos físicos, influenciados por la filosofía idealista quisieron ver en la conducta de las partículas la prueba de que la conciencia era la que dominaba la materia. Pascual Jordan, matemático y físico que habría recibido el premio Nóbel si no fuera por su pasado nazi, decía que las observaciones producen lo que se va a medir. Afirmación muy popularizada por los autores de  autoayuda que les encanta eso de que  “la realidad la creamos nosotros mismos”.

No escribo nada sobre física cuántica porque es un tema que no conozco. Pero me place encontrara voces discrepantes que nos devuelven el papel contingente de la conciencia y que explican desde una óptica más realista (como se dice ahora), el mundo de las partículas y sus extraños comportamientos. Hace unos meses leí un artículo de Deutsch y Ekert, dos destacados pioneros de la computación cuántica que decían cosas como que la física sucumbió a los encantos de la mala filosofía y corrientes como el positivismo lógico (“si no puede confirmarse mediante un experimento no tiene sentido”) o el relativismo (“no hay afirmaciones objetivamente ciertas o falsas, solo legitimadas o deslegitimadas por la cultura”). Ellos se manifiestan realistas y definen el realismo como la postura filosófica que afirma que existe un mundo físico y que la ciencia puede extraer conocimiento de él.

En Edge.org he leído una interesante reflexión de Anton Zeilinger, físico de Universidad de Viena, director del Instituto de Óptica e Información Cuántica y autor del libro Dance of the Photons: From Einstein to Quantum Teleportation sobre lo que la física cuántica NO ES. Los añadidos en cursiva son míos.

Una idea para ir olvidando: No hay realidad en el mundo cuántico

La idea que debe ser abandonada es la idea que no hay ninguna realidad en el mundo cuántico. La idea surgió probablemente debido a dos razones. Por un lado, por el hecho de que uno siempre puede asignar un valor preciso a una propiedad física y por otro lado, porque dentro de la amplia gama de interpretaciones de la mecánica cuántica, algunos sugieren que el estado cuántico no describe una realidad externa, sino que las propiedades sólo existen en la mente del observador y por lo tanto, esa conciencia desempeña un papel crucial.

FullerenoConsideremos por un momento el famoso experimento de doble rendija. Tales experimentos o sus equivalentes se han realizado no solo con fotones individuales y otras partículas individuales, como los protones, neutrones, electrones etc., sino incluso con macromoléculas muy grandes, tales como los fullerenos o incluso más grandes. Nosotros hicimos el experimento con fullerenos — las moléculas C-60 o C-70. Tenemos dos ranuras y bajo las condiciones experimentales correctas, observamos una distribución de los fullerenos detrás de las rendijas que tiene máximos y mínimos, el patrón de interferencia. Esto es debido a la interferencia de las ondas de probabilidad pasando por ambas ranuras.

Pero, después de Einstein en su famoso debate con Niels Bohr, nos podemos preguntar si hacemos el experimento con partículas individuales, uno por uno: ¿por qué rendija pasa la molécula de fullereno individual? ¿No sería natural asumir que cada partícula debe pasar por alguna rendija? La física cuántica nos dice que esa pregunta no tiene sentido. No podemos asignar una posición bien definida a la partícula a menos que en realidad llevamos a cabo un experimento que nos permita averiguar dónde está. Así que, antes de hacer la medición, la posición de la molécula de fullereno — y por lo tanto la ranura que atraviesa — es un concepto carente de significado.

Doble-rendijaSupongamos que podemos medir ahora la posición de la partícula, obtener una respuesta y saber dónde está. O está cerca de una ranura o cerca de la otra. En ese caso, la posición es sin duda un elemento de la realidad, y podemos decir claramente que la física cuántica describe esta realidad. Lo interesante es que tener un conocimiento preciso de una función, a saber, la posición, hace que otro tipo de conocimiento, a saber el que está codificado en el patrón de interferencia, deja de estar bien definido.

¿Dónde podría entrar conciencia aquí? La mecánica cuántica nos dice que la partícula, antes de cualquier observación, se encuentra en una superposición de pasar por una ranura y de pasar por la otra ranura. Si ahora tenemos dos detectores, cada uno detrás de cada rendija, entonces uno de los dos registrará la partícula. Pero la mecánica cuántica nos dice que el aparato de medición se enreda con la posición observable de la partícula, y así mismo no tiene características clásicas bien definidas, al menos en principio. Esto, según el ganador del Premio Nobel húngaro-americano Eugene Wigner, es una cadena que puede seguirse hasta un observador que registra el resultado. Si aprobamos ese razonamiento, es la conciencia la que hace que la realidad ocurra. Es la decisión del observador la que crea la realidad (el fullereno en una rendija o en la otra) o mantiene el estado de superposición.

Pero no hace falta ir tan lejos. Es suficiente asumir que la mecánica cuántica sólo describe las probabilidades de los resultados de medición posibles. Hacer una observación convierte la potencialidad en realidad y, en nuestro caso, la posición de la partícula se convierte en una cantidad de la que uno puede hablar razonablemente. Sin embargo, tanto si tiene una posición bien definida o no, el fullereno desde luego que existe. No necesita a ningún observador. Es real en el experimento de doble rendija, incluso cuando no es posible asignar un valor bien definido su posición.

Más información sobre particularidades del experimento de la doble rendija en Naukas.


Ley de Franz de la comunicación

15 julio 2014

Comunicacion

Toda forma de comunicación debe garantizar que el receptor pueda fingir que no ha recibido el mensaje.


El trigo de las momias

11 julio 2014

Trigo-egipcio

Creo que todos hemos oído esa historia acerca de los granos de cereal encontrados en las tumbas egipcias que germinaron después de 3.000 años. Es lugar común de los frikis de las pirámides o piramidólogos, que lo presentan como una prueba de las propiedades maravillosas de esta forma geométrica. Humm…interesante pero mentira.

TrigoParece que el asunto proviene de un timo muy extendido en Egipto desde que a finales del XIX empezaron a llegar en masa visitantes occidentales atraídos por las pirámides. Guías desaprensivos vendían a los extranjeros el “trigo de las momias”, que eran las semillas de una variedad de trigo ( Triticum turgidum var. mirabile), convenientemente oscurecidas para hacerlas pasar por antiguas. Este trigo es una variedad semisilvestre que tiene unas espigas más grandes y con aspecto más productivo que el trigo actual. Naturalmente, la calidad del grano es muy inferior, pero servía para asombrar a los crédulos y cuadraba con el mito, muy extendido entre los creyentes de la Biblia, de que la antigüedad era un periodo de abundancia y longevidad extraordinarias, por ser más próximo a la creación, supongo.

Pero la capacidad de germinación de las semillas raramente dura más de un siglo. Las que más tiempo la conservan son algunas variedades de tomate y berenjena, que llegan con facilidad al siglo. Depende sobre todo de la humedad y temperatura de conservación. En condiciones excepcionales algunas especies puede superar los mil años. El récord lo tienen unas semillas de palmera datadas en el siglo I.

Antes el récord lo ostentaba una semilla de Lupinus arcticus encontrada en madrigueras de lemming bajo tres metros de permafrost del Ártico que germinó después de pasar 10.000 años congelada. Pero finalmente la datación demostró que eran semillas recientes que cayeron accidentalmente en la zona excavada. La misma sospecha de contaminación con material reciente afecta a otros casos, como a las semillas de Chenopodium album y Spergula arvensis de hace 1700 años halladas en Dinamarca o las de flor de loto Nelunbo nucifera asociadas a los restos de una canoa de  3000 años de antigüedad encontrada cerca de Tokio. Hay caso de una Silene stenophylla de Siberia, parece que correctamente datada en 32.000 años, que fue resucitada mediante técnicas de cultivo in vitro, es decir, no germinó por sí sola.

Pero nada que sea capaz de germinar ha salido de las tumbas egipcias como explican Toole (1986) y Youngman (1951). El trigo y los cereales son, precisamente, semillas poco duraderas. Se considera excepcional que germine un grano de trigo de más de 25 años.

PirámidesADENDA: Actualmente en Cuba se desarrollan apasionantes trabajos que demuestran cosas increíbles de las pirámides: Como que los filos de los cuchillos se afilan solos bajo una pirámide y cosas así. Tras arduas investigaciones han conseguido desarrollar el Reactor piramidal (¡chúpate esa, MIT!), lo que les sitúa en cabeza de la piramidología mundial, ciencia que ha encontrado en Cuba su tierra de promisión. Ante este panorama, los científicos cubanos han empezado a construir balsas.

Supongo que habrá quien encuentre risible que médicos y universidades de Cuba se dediquen a estas mamarrachadas, pero en todas partes tuestan habas. Les recuerdo que en la Universidad de Zaragoza existe una cátedra de homeopatía patrocinada por una farmacéutica.


No saben contar, pero te aconsejan

5 julio 2014

 

Tos-ferina

En esta página con mapas interactivos pueden verse los brotes de algunas enfermedades infecciosas que han tenido lugar en el mundo desde 2007. Todas ellas se pueden prevenir mediante vacunación. Es impresionante comprobar cómo la tos ferina, por ejemplo, vuelve por sus fueros en el mundo desarrollado por culpa de la paranoia antivacunas.

Una característica común de los antivacunas es que no saben contar. En una de sus páginas leemos que “es falso que la vacuna proporcione protección: un 40% de los que contrajeron la tos ferina en EEUU estaban vacunados

Bien ¿Esa es la manera correcta de interpretar el dato? Pues no… Teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de la población está vacunada, lo correcto es dar el porcentaje de enfermos entre vacunados y no vacunados. Así se comprueba que las probabilidades de enfermar si te has vacunado son ridículas. Es muchísimo más alta si no te has vacunado. La enfermedad se ha cebado en la población sin vacunar.

Es increíble que personas que no saben interpretar un dato estadístico se atrevan a dar consejos a los demás en un asunto tan serio.

 


Acupuntura y tuberculosis

27 junio 2014

 

Tuberculosis

Algo que la medicina convencional no puede proporcionarte pero la acupuntura sí: tuberculosis.

Unos médicos chinos describen una infección transmitida por las agujas de acupuntura que afectó a 30 pacientes, dos de ellos graves, en este artículo:

Liu Y, Pan J, Jin K, Liu C, Wang J, et al. (2014) Analysis of 30 Patients with Acupuncture-Induced Primary Inoculation Tuberculosis. PLoS ONE 9(6): e100377. doi:10.1371/journal.pone.0100377

No se llega a esclarecer cuál es el origen concreto de la infección. Se trata sin duda de las agujas que se emplearon en los tratamientos de acupuntura. Afortunadamente, en China disponen también de medicina convencional y administraron potentes antibióticos a todos los pacientes sospechosos.


Capacidad de adaptación

11 mayo 2014

Golf


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores